Leer: Daniel 6:10-23

Daniel […] se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios… (v. 10). Un amigo de mi familia venía a nuestra ciudad para participar de unas reuniones importantes. Es un hombre muy ocupado, pero organizó su ajustada agenda para visitarnos durante media hora y cenar con nosotros. Nos encantó verlo, pero recuerdo que miré mi plato y pensé: «Solo tuvimos las migajas de su tiempo».

Después, reflexioné en la cantidad de ocasiones en que damos a Dios las migajas de nuestro tiempo; a veces, solo los últimos minutos antes de dormir. Daniel era un hombre sumamente atareado, ya que ocupaba una posición gubernamental elevada en el antiguo reino babilónico. Sin embargo, había desarrollado el hábito de pasar tiempo con Dios: oraba tres veces al día, alababa al Señor y le daba gracias. Esta rutina lo ayudó a fortalecer su fe, la cual no titubeó ante la persecución (Daniel 6). Dios desea relacionarse con nosotros. Por la mañana, podemos invitarlo a ser parte de nuestro día; después, alabarlo y darle gracias por su ayuda hasta la noche. Otras veces, podemos reflexionar en su fidelidad. A medida que pasamos tiempo con el Señor en oración y en su Palabra, profundizamos nuestra comunión con Él y aprendemos a imitarlo. Disfrutar cada vez más de su compañía es el resultado de priorizar nuestro tiempo con Dios.

Señor, sé hoy parte de mi día, para profundizar nuestra relación.


Por A. Charles
Leer más...

La casa en llamas

Se cuenta que hace muchos años la flota pesquera de un pueblo se hizo a la mar. Esa tarde se levantó una gran tempestad y para cuando llegó la noche ni uno de los barcos había podido llegar al puerto. Toda la noche las angustiadas esposas, madres, los  hijos, las  novias  y los amigos de los pescadores la pasaron en la playa, orando a Dios por la vida de los marineros. Para mayor tragedia, la casa de una de las atribuladas esposas se incendió y quedó totalmente destruida sin que  se pudiera hacer nada para salvarla. Cuando se hizo de día, no obstante, con alegría vieron acercarse al puerto a todos los barcos de la flota.

En la playa sólo había una cara triste: la esposa del pescador cuya casa se había incendiado. Al ver a su marido le dijo ¡Querido, estamos arruinados! La casa y todo lo que teníamos ha quedado completamente destruido por el fuego. Pero un pescador contestó: ¡Gracias a Dios que se incendió! La luz de las  llamas guió a la flota al puerto, y no sólo tu marido, sino muchos otros se hallan aquí y no cubiertos por las olas gracias a eso. Hay ocasiones en nuestra vida en las que parece que todos los problemas vienen juntos sin darnos un respiro para recuperarnos; sin embargo, aún en las circunstancias más adversas Dios está en control. Las pruebas sirven para forjar nuestro carácter, para ver realmente en quién creemos, en qué se basa nuestra fe, para acercarnos más a Dios. Un grave error sería que las pruebas te alejen de Él porque así solamente estarías empeorando las cosas y no serás capaz de ver el propósito de Dios. Seguramente la esposa del pescador pensaba que no podían estar peor las cosas, no tenía noticias de su marido y había perdido todas sus posesiones, todo en un solo día. Sin embargo, de no haber sucedido el incendio, tampoco su esposo habría retornado. Recuerda  lo que dice Romanos 8:28: “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos”. (NTV) Tu casa en llamas podría ser tu trabajo, familia, economía, salud u otras cosas más que ante tus ojos se están consumiendo. Quizás ahora sólo estés viendo las cenizas de tu casa y no entiendes cómo es que eso te puede estar sucediendo, cómo es posible que Dios permitiera un incendio así cuando estás tratando de lidiar con otros problemas; pero no saques conclusiones apresuradas ni juzgues o culpes a Dios porque aún no has visto los propósitos que Él tiene para ti. Recuerda que si la casa no se hubiera incendiado, posiblemente ninguno delos pescadores estaría de regreso. Dale gracias a Dios siempre, porque sus planes son de bien para tu vida y Él no te abandonará ni te dará una carga más pesada de la que puedas llevar. Aunque ahora no lo entiendas, agradécele por las pruebas y prepárate para ver las bendiciones que están por llegar.

Romanos 8:28: “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos”. (NTV)

Autor: Desconocido
Leer más...

Perfectamente aptos

“… los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras…” - Tito 3:8

«¿Qué habilidades tiene usted?» Esta pregunta, formulada a un amigo mío en una entrevista laboral, buscaba determinar si él encajaría en un determinado puesto. De inmediato, pensó en sus capacidades y talentos, con la esperanza de enfatizar aquellas cualidades particulares que poseía y que podrían contribuir al éxito de la compañía.

¿Qué pasaría si ya tuviéramos el conjunto de habilidades requerido para llevar a cabo lo que Dios quiere que hagamos? Bueno, en realidad… ¡lo tenemos! Los dones espirituales que poseemos, sumados a nuestras experiencias, capacitación, talento innato y un corazón sumiso configuran a un individuo único que tiene las habilidades necesarias para las «buenas obras» que el Señor «preparó de antemano» (Efesios 2:10).

Si Dios tiene algo que quiere realizar y tú sientes que está llamándote para hacerlo, te proporcionará lo necesario para que completes la tarea. Una traducción de este texto dice: «Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás» (Efesios 2:10 ntv). Lo único que el Señor requiere de cada uno es que «sea hallado fiel» (1 Corintios 4:2). ¿Has hallado un lugar en el servicio de Dios donde Él pueda utilizarte? Hagamos «bien» y seamos «ricos en buenas obras» (1 Timoteo 6:18).
“Los dones espirituales son para usarlos, no para admirarlos.”

Lectura: Efesios 2:1-10
Tomado de: Reflexiones
Leer más...

Hay declaraciones de principios que se manosean y pulen a cada rato, pero los que lo practican demuestran no conocer siquiera su significado; no hay práctica cabal. “Moral y luces son nuestras primeras necesidades” es claro ejemplo, demasiada gente ha dado muestras evidentes de desconocer su significado, y no es pecado exclusivo de un grupo, son muchas las profesiones y actividades donde se hace gala de sus valores “éticos”, que en la práctica ejercen como fariseos: predican pero no practican.

El diccionario dice de ético: “Recto, conforme a la moral, Parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre”. El concepto se relaciona con la moral, pero lo moral para muchos es manipulable, de allí que permanezca en lo difuso e indefinido, como tantas cosas en la actualidad: la sexualidad, la obediencia, el respeto, la disciplina etc, todo eso que ha pasado a ser raro; en especial eso referente a lo que llamamos “valores morales”.

Existe un estrecho vínculo entre moral y ética, para mí la moral se refiere esencialmente a la lealtad que cada individuo tiene con los valores espirituales que declara sustentar, es decir; quien se declare cristiano y no vive de acuerdo a Cristo, sencillamente es un inmoral, lo mismo pasa con los que cacarean honestidad y en su vida muestran ser ladrones y corruptos.

Las palabras moralidad y ética están íntimamente amarradas, ambas escasas como práctica, la falta de integridad muestra la relatividad de la palabra del hombre; ser íntegro significa cumplir preceptos en todos sus términos, nadie puede ser por ejemplo “cristiano a su manera”, demócrata “a su manera”, justo “a su manera”, honesto “a su manera”, en el orden moral esas normas se relacionan con Dios, “el fabricante”, creador de todo lo visible e invisible, único personaje poseedor de la verdad absoluta, pero a quien el hombre en su propia estupidez pretende engañar inventando reglas propias y cumpliéndolas de paso a voluntad y discreción.

Si alguien declara ser temeroso de Dios pero sus actos se muestran contradictorios, erráticos, carente absoluta de reglas y preceptos, en este caso ya no se trata de inmoralidad, se está en presencia de una persona amoral, o sea sin principios morales, que ajusta todo su accionar a su propia conveniencia, tal personaje nunca será confiable ni para propios ni extraños, declararse católico o cristiano para luego abrazar ideologías humanas que fomentan el odio, la ira, las contiendas, las envidias, muestra que ese persona abraza los principios amorales del príncipe del mal: Satanás.

Nuestro paso por este mundo está sujeto a constante elección: vivir como ramita que arrastra el torrente, dejándose llevar por la moda, lo mundano, lo carnal, lo placentero, o recurrir a la normativa de fabricante: “A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia” (Deuteronomio 30:19).

Escrito para: Diario El Tiempo y Ministerio Vivo Para Cristo
Leer más...

Buscar atajos constituye un deporte muy popular: toda vez que se consigue obstáculo en la calle o en la carretera, podemos ver como nunca faltan esos que se salen de la vía buscando un atajo, se reincorporan más adelante con desprecio para con aquellos “bobos” que quedaron pacientemente en espera, ¿se creen más vivos? Evidentemente así pareciera, pero en la realidad sólo consiguieron ganar unos cuantos segundos, tal vez minutos, una cantidad despreciable de tiempo. También los hemos visto cuando el trafico se tranca en carretera angosta de dos vías por algún accidente, allí saliéndose de la columna ocupan el canal donde se supone vendrán los que circulan en dirección contraria, para conformar una verdadera barrera de vehículos, mirándose frente a frente y sin ninguna posibilidad de solución.

Esta actitud no es expresión aislada; cada día conseguimos personajes que poco menos gritan su desprecio absoluto por los demás, entrabando cualquier acto humano sólo por la supuesta diversión de sentirse superior, pero ni siquiera son comparables a los animales que marchan en manadas o a los pájaros que vuelan en bandadas. Lo único que demuestran es su coeficiente intelectual escaso y una extraña vocación por entorpecer toda actividad que ellos no controlen.

Los atajos constituyen para el hombre una tentación muy frecuente y para muchos motivo de perdición: allí está los que eligen delinquir para conseguir objetivos económicos por la vía rápida, allí están los que se divorcian porque “les sirvieron la comida fría”. Allí están los que recurren a la mentira como camino corto para no enfrentar la verdad.

El camino al perfeccionamiento no es fácil, requiere constancia, esfuerzo y mucho trabajo. No hay atajos ni recetas para llegar antes a la meta, eso lo pueden certificar los atletas de alta competencia, los médicos y los artistas en todas sus disciplinas. El hombre, a diferencia de sus compañeros en la escala animal, poseyendo además del cuerpo, un espíritu y un alma, prefieren cultivar sólo lo visible (algunos ni siquiera esto), permaneciendo en el nivel de animal, no cultivan espíritu y alma, minimizan la vida usando los atajos de los instintos, viviendo una vida con tanto propósito como el que tienen aquellos perros que corren ladrándole a las ruedas de un vehículo en movimiento.

Quien desconoce a Dios viviendo a nivel de animal, desperdicia su vida y corre el inminente riesgo de morir peor de cómo vivió, ni siquiera como animal. Quien desee elevarse sobre esa condición debe buscar la comunicación con su Creador, mediante el conocimiento del manual del fabricante (la Palabra) y mediante el ejercicio diario de esas reglas establecidas para la convivencia humana, como el amor, la tolerancia y el perdón.

“Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella, porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”. (Mateo 7:13-14).

Autor: Helmut Schatte
Escrito para: Diario El Tiempo y Ministerio vivo Para Cristo
Leer más...

Génesis 1:1,2

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.”


En este principio de año, me he propuesto nuevamente leer la Biblia completa siguiendo un cronograma bien estructurado ya establecido, porque es un plan que de cierto modo nos ayuda y/o motiva a escudriñar de una forma no tan compleja la Biblia.

Y como todo comienzo, es duro pero que buenos frutos trae a nuestras vidas. Este año, al comenzar la lectura Dios me trajo a la mente el orden que debemos llevar como hijos suyos, como su pueblo escogido para mostrar al mundo las virtudes de aquel que nos llamo de las tinieblas a su luz admirable.

Muchos de nosotros venimos y vivimos en un mundo corrompido y muchas veces las corrientes del mismo nos afectan a tal punto que perdemos en cierto modo el rumbo de nuestro andar cristiano. Dice la Biblia que Dios al principio decidió ordenar todo lo que había en la tierra, para luego comenzar con su trabajo. Una vez ordenado todo el terreno y culminada la obra “Vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera” (Génesis 1:31)

Enfocándome en el tema del escrito, y aplicándolo a nuestras vidas, comprendo que muchas veces queremos como hijos de Dios hacer cosas sin antes pensar por un momento si realmente es como Dios quiere que las hagamos; es decir; que así como Dios ordenó la tierra antes de comenzar con su trabajo, asimismo nosotros con la ayuda del Espíritu Santo, debemos ordenar nuestras vidas para comenzar a hacer la obra que Dios nos ha encomendado.

Muchos creyentes actualmente siguen arrastrando pesadas cargas a sus espaldas teniendo como consecuencia para sus vidas que la bendición no fluya como debería, o en caso contrario, la bendición llega pero cae como en un saco roto. Siendo un poco mas explicito, creyentes que apoyan injusticias, creyentes que caen en el terreno del chisme, creyentes que viven pendientes de quien no los saluda, quien no los mira, ¡semejante inmadurez!, ¿acaso no sabemos que tales hechos son obras de la carne?

Amado hermano, una vez mas te recuerdo que la venida del Señor esta muy cerca, los acontecimientos mundiales nos gritan que nuestro peregrinar esta por culminar, no vale la pena perder una salvación tan grande por un desliz en nuestro caminar. Pongámonos a la brecha con el Señor y veremos la gloria de Dios.

Mas que vivir creyendo estar haciendo la voluntad de Dios, es tiempo de hacerla pero cambiando nuestra forma de vivir.

Autor: Kenny Quijada
Escrito para: Ministerio Vivo Para Cristo
Leer más...

Crecimiento no es igual a madurez

Lucas 8:6,13

“Otra parte cayó sobre las piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, Reciben la palabra con gozo; pero estos no tienen raíces; crece por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan”.


En mi caminar con el Señor he observado como muchos de los que se acercan y creen han tenido un crecimiento y “madurez” para asimilar el proceso de Dios, pero llega un momento en sus vida que todo cambia y las adversidades les hacen retroceder y se desvanecen a tal punto que llegan a negar las maravillas de Dios y a retroceder sin intención de regresar.

La parábola del sembrador es muy conocida, creo que todos los que tienen el habito de leer la biblia la han visto y los que no aunque sea la han oído; habla de un hombre que salió a esparcir su semilla las cuales cayeron en cuatro diferentes terrenos (el Camino, los Espinos, las Piedras y la buena tierra). En esta reflexión quiero enfocarme en los que cayeron en padregales, ya que crecen pero al final se secan por no tener raíces.

Creo que tenemos que prestarle mucha atención a esto, ya que muchos pasan el tiempo en congregaciones secos, apartados de la voluntad de Dios. Es momento para pensar y meditar como está el corazón, si realmente ha recibido la palabra de Dios a tal punto que puede dar frutos o simplemente tienen el titulo de ser cristianos, ya que he visto en todos los tiempo que las congregaciones están llenas de personas que piensan que por pertenecer a una iglesia y participar en algunas actividades todo está bien.

Hay dos grupos de personas que yo veo que pueden ser los que están en pedregales:

1.- Son las que comúnmente vemos que llegan a las iglesias y se ven que crecen, pero cuando llegan las pruebas se secan por no tener humedad y por ende se apartan.

2.- Este grupo es más complejo, ya que todas las congregaciones están llenas de él. Porque son las que por “amor al Señor” nunca se apartaron de la iglesia pero no comprenden la voluntad Dios pues estan secos y vacios (Apocalipsis 2:4), son religiosos y siempre se quejan del porque a ellos le pasan lo mismo y hasta catalogan a Dios de injusto.

Hermano y amigo que lees si usted se siente que está en unos de esos grupos, quiero animarle a que prepare su corazón para que la palabra de Dios obre en su vida ya que el camino del Señor es por fe y para fe, pues sin fe es imposible agradar a Dios.

Si te encuentras en cualquiera de las condiciones antes mencionadas solo tienes que detenerte, pensar y decidir por ti mismo que quieres para ti, y luego someterte a la palabra de Dios y creer que Dios va hacer grandes cosas en tu vida pues Él lo prometió y somos su pueblo escogido (1 Pedro 2:9) y como pueblo es necesario echar raíces y cuando lo hagamos en el tiempo correcto vamos a dar frutos.

“Crecimiento no es igual a madurez, es necesario echar raíces y dar frutos.”

Autor: Juan C. Aguilera
Escrito para: Ministerio Vivo Para Cristo
Leer más...

“Bueno es el Señor; es refugio en el día de la angustia, y protector de los que en él confían.”

Nahúm 1:7 (Nueva Versión Internacional)

Hay una cosa que no podemos negar y es que DIOS HA SIDO BUENO. Estamos finalizando un año hermoso, en donde estoy seguro que Dios ha tratado con nosotros de una u otra forma y en medio de todo ese trato hemos podido constatar que DIOS HA SIDO BUENO. Personalmente estoy muy feliz de terminar este año en el cual Dios sin duda ha ministrado mi vida de maneras sorprendentes, en el cual he vivido una serie de experiencias que al final me han ayudado a crecer y madurar en la vida diaria y en el Señor.

He tenido momentos de fracaso como cualquiera de ustedes, he tenido momentos de debilidad como muchos otros, momentos de cuestionamientos y hasta momentos en los que he reclamado a Dios una que otra cosa, pero también he tenido momentos hermosos en su presencia, vivencias de la vida diaria que me han enseñado su amor eterno, anécdotas que me han dejado enseñanzas preciosas y sobre todo ahora puedo ver que soy mejor persona que hace un año.

A veces somos tan duros con nosotros mismos y con Dios viendo o poniendo atención solo a las cosas malas, a lo negativo, sin darnos cuenta que en medio de todo eso, Dios siempre saca lo mejor para nuestro propio bienestar.

Hoy a pocas horas de terminar este año puedo concluirlo diciendo con completa libertad y convicción: DIOS HA SIDO BUENO.

Y es que El ha sido bueno, en mis momentos de escases, El ha sido bueno en mis momentos de enfermedad, El ha sido bueno en mis momentos de conflictos internos, El ha sido bueno cuidando a mi familia, El ha sido bueno en medio de mis debilidades, El ha sido bueno en el Ministerio que me ha otorgado y es que El ha sido BUENO porque es el AUTOR DE TODO.

Estoy seguro que pese a los momentos que puedas estar pasando, hay una cosa que debes reconocer: DIOS HA SIDO BUENO.

Hoy te invito a levantar nuestra voz delante del Señor y sin que le pidas algo, puedas pronunciar palabras de Agradecimiento por su Bondad, por su Misericordia hacia tu vida, por su Gracia que ha sobreabundando sobre ti en este año y sobre todo porque EL HA SIDO BUENO.

¡Señor las palabras no alcanza para agradecerte lo bueno que has sido durante todo el año!

No me queda más que decir:

¡Gracias Señor porque has sido Bueno!

Autor: Enrique Monterroza
Tomado de: Devocional Diario.com
Leer más...


¡¡¡Feliz Año 2011!!!

Hoy quiero dirigirme a ustedes para en primer lugar agradecerles de corazón la preferencia que tienen para con el Ministerio Vivo Para Cristo, un sitio que gracias a Dios nació para llevar su palabra a través de este gran medio como lo es el Internet.

Damos gracias a Dios por las casi 65000 visitas que tuvimos durante el 2010, donde presentamos un aumento del 85% con respecto al año anterior. ¡Gloria a Dios por eso!

Desde acá declaramos la bendición de Dios para este año 2011 sobre cada una de ustedes y que este año nuevo podamos alcanzar las metas propuestas y que el Eterno Dios conceda las peticiones de cada corazon conforme a su Santa y Perfecta Voluntad.

Nos despedimos,
Kenny Quijada e Iliana A. De Quijada.
Leer más...

Aún conservo algunas costumbres de soltero, como esa de llegar a casa, entrar a mi cuarto y prender la televisión, en esas circunstancias suelo ver fragmentos de películas en forma intermitente, entre las idas al baño y las visitas al closet, si el tema vale la pena puede ser que le ponga atención completa y dependiendo de lo avanzado de la trama es que decido terminarla de ver o no, en este caso fue precisamente el tema quien me atrapó pues aunque de ciencia ficción, planteaba el descubrimiento en una excavación arqueológica en Jerusalén, de un cuerpo que supuestamente podía ser el de Jesucristo, ¿se imaginan que tal cosa sucediese?, significaría que Cristo no resucitó; el derrumbe del cristianismo pues desaparecería el personaje central, la piedra angular sobre la cual está fundado el cristianismo.

Al parecer el guión del film y su intención estaban orientados para mostrar la miseria humana, el cómo cada quien defiende su “kiosco”, sus interés y posiciones, pasando la verdad a ser algo secundario, curiosamente venía a replantear lo acaecido el día de la resurrección de Jesús, cuando los sacerdotes judíos afirmaban que no había resucitado, que mas bien sus discípulos habían robado su cadáver, pese a la gran piedra que se puso para sellar la tumba y la guardia armada de vigilancia, conseguir los restos mortales habría constituido prueba fehaciente que Jesús era un impostor. Pese a ser un tema fantasioso no estaba lejos de la realidad actual tras 20 siglos de la resurrección, aún hoy no han cesado los intentos por destruir su figura, constituyen hechos recientes la publicación de noticias sobre la posibilidad de haber conseguido una tumba que decían “puede ser la de Cristo”, o el bochinche buscado con la película del Código Da Vinci, todos intentos infructuosos y malintencionados por destruir a la figura más importante de la historia del mundo, la de quien cambió la cronología del mundo en un antes y después de El.

Entre los diálogos, me llamó la atención una frase de un personaje que buscaba hacerse del cuerpo; un político radical que deseaba borrar a Cristo del camino pues “Cristo no tiene cabida en la política”, tal declaración, para mi es resumen definitorio y perfecto de nuestra realidad actual: Cristo no tiene lugar en casi ninguna actividad mundana, pues “estorba, es aburrido, corta nota”, etc, etc, ¿y como no lo va a ser?, si entre ladrones, corruptos, homosexuales, criminales, difamadores, pendencieros, iracundos, prepotentes, injustos, lascivos, aduladores, hechiceros, borrachos, herejes, envidiosos y libertinos, en esos ambientes la palabra de Jesucristo es “aguafiestas”.

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1 Juan 2: 15-17)

Leer más...

Cierto es que hasta las malas experiencias tienen algo bueno: las lecciones que encierran. El sábado 27 salí temprano a las calles y las conseguí lavadas por la lluvia que también barrió juntando mucha basura en los puntos más bajos del escurrimiento. Vino la reflexión: nos portamos como cerdos a la hora de tirar basura en las calles; no importa el carro, condición social, sexo ni edad, para lanzar por la ventana: botellas, latas, papeles y hasta vasos y pañales desechables, sencillamente no vemos la ciudad como propia, ni siquiera como extraños pues la mínima cortesía del visitante radica en no ensuciar la casa ajena. Ahora, si sumamos que la autoridad responsable de la ciudad parece permanecer en una larga vacación, nos ganamos el campeonato de los cochinos.

En pleno palo de agua, rodando lentamente para no quedar varado en medio del verdadero torrente, con cuidado para que el motor no se apague, en fila india, con un solo propósito: respetar y ser respetado, ¡vano intento!; no faltó el rústico o pick up que despreciando a todo el mundo, pasó por lo más profundo levantando una gran ola, como diciendo: “Me importan un bledo, estúpidos”, creyéndose muy vivo e inteligente, sin siquiera vislumbrar la estupidez en su propio acto.

Hay otro personaje aún peor, ese que comete un acto muy parecido al anterior, mojando a los demás, haciendo olas en las infaltables lagunas de aguas que sin llover se juntan en la avenida Fuerzas Armadas o en la Intercomunal a la altura de Las Garzas, donde conseguimos lagunas, pero de aguas negras; aquí “los vivos” ejecutan su acto de indolencia y desprecio por los demás bañando a medio mundo, pero con una diferencia que al parecer ignoran: el agua negra en sus chasis también los baña y perjudica, el agua negra es altamente corrosiva, ¿podrá un cerebro de chorlito siquiera entenderlo?

Una vez más pude constatar que el peatón es un ciudadano paria, inexistente para las autoridades; en muchos lugares ni siquiera tiene aceras para caminar, ahora si desea atravesar la calle en la Intercomunal las debe oficiar de kamikaze o de hombre rana.

Un amigo chofer de taxi se lamentaba sobre el estado del país y hacía una pregunta: "¿Cómo ve usted la situación actual?, ¿ve usted una salida a la tragedia en que vivimos?". Me costó mucho dar una respuesta esperanzadora pues cuando hay excesos y abusos por todos lados, no hay normalidad, en eso hay mucha semejanza con la experiencia chilena: después de un Allende vino un Pinochet, pero la estabilidad democrática volvió solo 20 años después. Los extremos siempre son malos.

Y así son nuestras vidas, tenemos la solución, existe pero la ignoramos. Búsquela sin prejuicios, abra su mente y responda en su interior si hay una salida mejor en cualquier teoría humana. Le desafío a leer el mensaje en: Mateo 5:43, 19:19, 22:39, Marcos 12:31, Lucas 10:27, Romanos 13:9, Gálatas 5:14, Santiago 2:8. Si tras estudiarlos no entiende…. ¡hermano! … ¡preocúpese!: le veo en una eternidad "muy calefaccionada".

Escrito por: Helmut Schatte
Escrito para: Diario El Tiempo y Ministerio Vivo Para Cristo
Leer más...

El día de hoy se celebra el día de acción de gracias “Thanks giving day” en Estados Unidos y es un buen día para recordar que no solo este día sino todo día que el Altísimo nos permita respirar; le debemos de alabar. En un día como hoy te quiero recordar que perpetuamente debes ser agradecido por ese favor inmerecido qué tú has recibido. En un día como hoy te quiero decir, que si hoy tienes vida, y no vida física sino vida en abundancia; es porque Él dio todo en el Calvario.

Hace unos días mi jefe estuvo visitando las compañías mexicanas, y fuimos a la sierra de Chihuahua para dar unas platicas, y uno de esos días él estaba asombrado mirando el cielo despejado, con el sol resplandeciendo y dando su calor, tanto que me pidió que nos moviéramos de lugar para poder sentir el calor del sol y me dijo “you have a beautiful weather, don’t take it for granted” , que significa “Tienen un clima hermoso, valóralo” , nunca lo había visto de esa manera pues en ocasiones pasan los días y se me olvida mirar al cielo y deleitarme con lo que ha hecho el creador ese día papa mí. Tal vez para mi jefe era tan evidente pues viviendo en una península en Canadá su pan de cada día es nieve, neblina y frío.

Lo que me hizo reflexionar que Dios quiere que todos los días nos maravillemos con lo que Él prepara tan arduamente para nosotros, puedo imaginar a Dios antes de cada día pensando “No, esta nube no la puedo poner así porque ayer ya hice una igual”, “Otra vez voy a hacer que se pare el pájaro ruiseñor en la ventana de mi hijo para que en cuanto abra los ojos; cante para él”, “Hoy voy a incomodar más el corazón de mi hijo para que haga lo que dije, y se de cuenta que le conviene”, “ Hoy prepare una gran sorpresa para sus ojos”

Aún no soy padre, pero he escuchado a muchos padres decir que algunos de los momentos en los que mas se gozan en la vida; es cuando sus hijos les agradecen lo que hacen por y para ellos. Esto lo puedo ver claramente en mis padres, mi madre constantemente está al pendiente de mi bienestar y creo que es la persona que más me ama en el mundo, y ella se pone muy feliz cuando le agradezco la rica comida que me prepara cuando viene de visita, o cuando le agradezco el ejemplo de amor que ha sido para mi vida. Y en mi papá puedo ver que lo que más le llena es poder ser guía para sus hijos, a él se le ilumina el rostro y cambia su voz cuando lo busco para pedirle consejo. Y hacerle saber que valoro su consejo, le da gozo.

Ahora imagínense ustedes el corazón de Dios, siendo que Él les ha enseñado a todos los padres por revelación o por instinto a ser padres. Sin duda alguna Él atesora un corazón de un hijo agradecido, sin duda alguna Él merece que le hagamos saber lo bien que le quedan todas las cosas desde el amanecer hasta el atardecer.

Hoy te invito hermano, a que hagas una lista de todas las bendiciones que hay en tu vida y le hagas saber a tu Padre Dios lo agradecido que estás por ello. También te invito a recordar cuando estabas en el frío de las tinieblas y lo compares con el calor enternecedor de los brazos de tu Padre el Único Creador.

Y por último te invito a hacer la acción de gracias una tradición para tu vida, comenzando por este día.

Autor: Richy Esparza
Escrito en Noviembre de 2009
Tomado de: Devocional Diario.com
Leer más...

Nuestros ojos perciben a las personas como gordas, flacas, bajas, altas, feas, bonitas, nuestro olfato califica al hediendo o perfumado, nuestros oídos clasifican al que habla duro, ronco, chillón, o afónico. Nuestras características físicas son detectables por medio de nuestros sentidos. Lo que está a la vista de los demás también debería estar para nuestros propios ojos pero curiosamente tendemos a ignorarlos, incluso quien está pasado de peso suele molestarse si se lo recuerda.

Hay otro aspecto que no se capta con los sentidos: el carácter, cuyos rasgos son intangibles, no visibles, ni olibles, ni audibles, es el espejo del espíritu, lo definen como “animo, valor, aliento, brío, esfuerzo”, ese carácter albergado por nuestro espíritu resulta de la sumatoria de mente, emociones y voluntad, todos encerrados en ese contenedor llamado espíritu, el que si está iluminado por el Espíritu de Dios brillará por sus características de “amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza” (Gálatas 5:22), mas si ese espíritu es gobernado por el cuerpo y sus sentidos, tendrá el riesgo inminente de “adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, homicidios, borracheras y orgías”(Gálatas 5: 19-21).

No existen señales externas visibles a simple vista que digan “este hombre (o mujer) es iracundo, idolatra, conflictivo, adúltero, depravado, borracho o asesino”, lo que hace posible captar esto en los demás es la convivencia, auto diagnosticarse es imposible, por tal razón es que Jesucristo nos advirtió: “¿O cómo puedes decir a tu hermano: Hermano, déjame sacar la paja que está en tu ojo, no mirando tú la viga que está en el ojo tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano” (Marcos 6:42), necesitamos quien nos ayude a sacar esa viga, un ermitaño con espejo siempre podrá saber si está sucio o limpio, gordo o flaco, feo o bien parecido, pero difícilmente podrá captar sus cualidades espirituales, por esa simple razón los cristianos tenemos como obligación el congregarnos, ser parte de la gran familia, para ayudarnos, para exhortarnos, para advertirnos sobre la faceta de nuestro carácter que atenta contra esa luz proveniente de Dios. Pero, así como recibir a una persona obesa con un “¡que gordo estas!”, tampoco se puede decir a un hermano “¡cuán soberbio eres!”; así como en lo carnal se puede aconsejar a un desconocido sobre los riesgos de la obesidad sin ofenderlo, con mayor razón se podrá avisar amorosamente a un hermano sobre sus debilidades: “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino que exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca”. (Hebreos 10: 24-25).

En definitiva: es necesario congregarse para agradar a Dios.

Autor: Helmut Schatte
Escrito para: Diario El Tiempo y Ministerio Vivo Para Cristo
Leer más...

Imagina esto: estas en el día mas importante de tu vida, acabas de unir tu vida a la persona que amas, lo estas celebrando a lo grande, y se te acaba el vino, las personas están impacientes, y no hay a donde ir por vino en este momento, no hay esperanza, todo esta arruinado, tu fiesta al final resulto ser un desastre, pero luego un desconocido que aun no sabias que estaba invitado a tu boda, llega con doce hombres más; para ser honestos, estos hombres están muy sucios y mal vestidos parece que solo llegan a estropear aun mas tu boda, pero luego alguien se acerca a él, es Maria la esposa del carpintero del pueblo, le dice algo al oído, el hombre dice que aun no es la hora, pero de manera irracional manda a tus sirvientes a que llenen de agua los cantaros vacíos, luego te da a probar el mejor vino que hayas probado en toda tu vida, te enteras luego de que aquel desconocido se llama Jesús, y que se dedica a hacer eso a salvar situaciones en las que pareciera que no hay salida, que va por la vida sacando a flote barcas que parecen hundirse, libertando condenados a muerte y dándoles vida eterna y que no pide nada a cambio.

Todos recordamos aquel episodio en la vida de Jesús, cuando en una boda en Caná un pueblecito de Galilea, el gran Maestro obro su primer milagro, cuando en la boda se había agotado el vino, y el transformo el agua en vino.

¿Te lo imaginaste? bueno, déjame decirte que esta historia nos trae una gran enseñanza, a veces estamos en esta situación, todo en nuestra vida parece ir de maravilla, todos tus planes prosperan, todo lo que haces te sale bien y perece que no hay nada que te pueda robar la felicidad, sin embargo te has olvidado de aquel desconocido que un día invitaste a tu vida, aquel a quien le dijiste que lo aceptabas como único y suficiente salvador, lo has olvidado pues como todo esta bien, no lo necesitas, has dejado de llamarlo, has dejado de hablar con El, has dejado de cantarle por las noches, en la soledad, cuando nadie mas te escucha.

Sin embargo en lo más profundo sabes que algo te falta, que no estas completo, lo tienes todo pero no estas completamente feliz, extrañas los momentos a solas con El, cuando llorabas sin mas, cuando no sentías el tiempo, cuando solo querías estar con El, todo esto porque: te hace falta el vino que parece que es la vitamina para tus venas, ese vino que te hace sentir, que te hace vivir, ese vino que te hacia llorar ante su presencia, que te hacia cantar en voz alta, no importándote si entonabas bien o no, ese vino que hoy no tienes en tus cantaros, se acabo pues lo descuidaste un poco, y el enemigo se lo llevo, por eso te sientes incompleto pues te hace falta el vino, hoy solo tienes agua en tus cantaros, y por eso no vives, tan solo sobrevives, tratando de vivir cada día como si la vida fuera una carga, como si el vivir te fatigara, porque el agua no es suficiente para darte la vivacidad que necesitas y que tanto anhelas.

Déjame decirte que la vida que hoy tienes no es la vida que el Señor quiere para ti, hay mucho más, pero no lo puedes tener porque el agua que te sostiene, no es suficiente, necesitas de su vino celestial, solo recuerda que el esta en tu casa, hace tiempo lo invitaste, y el nunca se ha ido, entonces que estas esperando ve con El y dile Señor cambia mi agua en vino, y veras que dejaras de sobrevivir y empezaras a vivir. Al igual que en Caná, el quiere obrar El primer milagro en ti vida, El quiere cambiar tu agua en vino, solo hace falta que te acerques a El y le digas al oído, Señor mi barca se esta hundiendo, y mi fiesta se esta arruinando, por favor, cambia mi agua en vino.

El te quiere dar de su vino celestial, El quiere que vivas en plenitud, solo hace falta que le digas: “Señor cambia mi agua en vino”.

Escrito por: Cristian Tzul Tzul
Tomado de: Devocional Diario.com
Leer más...

El tiempo es algo muy valioso el cual debemos de valorar mucho y saber en que invertirlo y en que no, debemos organizarnos diariamente. Muchas veces invertimos nuestro tiempo en cosas que no nos edifican en cosas que a la larga nos afectaran por nuestra mala organización y mal empleo de este.

Y es que muchas veces dedicamos mas tiempo para dormir del que deberíamos, dedicamos mas tiempo en estar navegando en el internet o lo que es mas común en estar en el chat hablando con nuestros amigos y dejamos de lado las responsabilidades que tenemos y a las que deberíamos de dedicar un poco mas de tiempo.

Dejamos de lado nuestra relación con Dios, dejamos de lado el leer su palabra, dejamos de lado el hablar con El, de estar un tiempo a solas con El, y es que los seres humanos perdemos demasiado nuestro tiempo y no nos damos cuenta que el tiempo que perdimos ya no lo podremos recuperar.

Los jóvenes pensamos que nuestro tiempo de juventud será eterno, que no pasara y por eso lo perdemos así como si nada, por ejemplo si tu estas estudiando y no le dedicas el tiempo necesario al estudio lo mas probable es que repruebes al final de año, y por lógica te vas a lamentar por que no supiste aprovechar bien ese tiempo que se te dio para que estudiaras, si tu tienes un trabajo y en vez de estar haciendo lo que tienes que hacer estas perdiendo el tiempo en platicar con tu compañero o hacer cosas que no debes de hacer en tus horas laborales es posible que te llamen la atención o que te quiten tu empleo. Si tú no utilizas bien tu tiempo tendrás consecuencias muy lamentables.

Y lo mismo sucede cuando no le dedicamos nada de tiempo a nuestra relación con Dios, pues al no hacerlo nuestro nivel espiritual ira bajando hasta llegar a un punto en el cual no habrá vida espiritual, un momento en el cual nuestra relación con Dios estará vacía, muerta, por eso la palabra de Dios nos exhorta a que busquemos de El mientras pueda ser hallado pues debemos de tener un tiempo para buscar su rostro, para alimentarnos a través de su palabra. Por que habrá un momento en el cual ya no podremos oír su palabra ya no la podremos encontrar en ninguna parte ¿Por qué? Simplemente por que no aprovechamos el tiempo que se nos dio para buscar y llenarnos de su palabra ni para buscar su presencia.

Queridos hermanos es un buen tiempo para que meditemos en que estamos invirtiendo nuestro tiempo, ¿será que estoy utilizando bien mí tiempo? O ¿será que lo estoy desperdiciando y no estoy haciendo nada de provecho en mi vida secular y espiritual?

“Y les ha prefijado el orden de los tiempos y los limites de su habitación. Para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando puedan hallarle, aunque ciertamente no esta lejos de cada uno de nosotros”. (Hechos 17: 26-27)

Escrito por: Paty Abrego
Tomado de: Devocional Diario.com
Leer más...

Desde hace varios años he venido escuchando el término: “Amigos con Derecho” y cada día me es más común escucharlo. Pueda que ustedes también lo hayan escuchado o tal vez hasta caído en ese enorme error.

El enemigo es muy astuto y cada día está inventando nuevos términos para referirse a relaciones que no están bajo la cobertura del Señor o relaciones en las cuales no se quiere tomar ninguna clase de compromisos y en donde no existe realmente un verdadero amor.

Hoy quiero dedicar este articulo a todas aquellas personas que voluntaria o involuntariamente han caído en el error de ser: “Amigo o Amiga con Derecho” y que esperando algo real y bonito se encontraron con una de las peores decisiones que pudieron tomar en su vida.

¿Qué es ser Amigos con Derecho?

Tal vez para algunos el termino sea nuevo, pueda que para otros estemos familiarizados con este término, pero realmente, ¿Qué significa Amigos con Derecho?, no existe una definición basada en el Diccionario de la Real Academia Española, pero si existen aquellas definiciones en las que concluimos al ver de lo que se trata dichas relaciones, por eso acá les dejo una definición en mis propias palabras:

Ser Amigos con Derecho es tener una relación amorosa sin compromiso con la otra persona, es decir, poder abrazarse, poder besarse, poder tener toda clase de contacto físico y en muchas ocasiones hasta sexual sin tener el mínimo compromiso de una relación seria. En dichas relaciones nunca se han propuesto ser novios, sino que simplemente han comenzado una relación “de noviazgo” pero sin que en alguna ocasión se le haya pedido a una de las partes y pueden terminar esa relación, así como comenzaron: Sin decir absolutamente nada. Es como tener un novio o novia, pero que nunca lo fue oficialmente por lo que jamás hubo un compromiso y todo fue por satisfacer alguna necesidad ya sea emocional o física.

Creo que me extendí bastante en la definición, pero lo hice con el objetivo de que quedara claro de que se trata ese término que está provocando que cada día haya menos compromiso primero con Dios y segundo con la persona a quien se supone “se quiere”, digo se quiere apropósito, porque eso no puede ser amor, por lo que estaría equivocado al decir: “se ama”.

Ahora bien, la siguiente pregunta sería:

¿Cómo alguien puede convertirse en Amigo o Amiga con Derecho?

Hay varias razones por las cuales se puede llegar a ser Amigo o Amiga con derecho, de las cuales voy a mencionar las siguientes:

Una Atracción Física: Sucede que te gusto esa persona y comenzaron a entablar una amistad que pronto se convirtió en una relación de “amigo con derecho”, porque tienen derecho a besarse, derecho a abrazarse, derecho a tocarse, derecho a decirse toda clase de palabras “de amor”, pero de una forma “oculta”, se supone que nadie sabe y que es un secreto entre los dos y todo por la atracción física que se siente el uno al otro.

Un Fracaso del Pasado: La mayoría de relaciones que se convierte en amistad con derecho, son aquellas que tuvieron un fracaso en el pasado cercano, personas que creyeron que el amor no era para ellos o que no existía una persona quien realmente la valorara o lo valorara, por lo que en su afán de satisfacer esa necesidad emocional, permitieron que se llegara a esa amistad con derecho, pero sin compromiso.

Lastimosamente en esa búsqueda de llenar esa necesidad emocional, lo que están haciendo es dañándose aun mas, porque están viviendo una mentira, puesto que esa relación de “amistad con derecho” lo único que busca es saciarse la necesidad emocional momentánea, pero cuando encuentre el verdadero amor (si lo encontrara) dejara a la otra parte nuevamente hundida y dañada.

Los fracasos del pasado no se solucionan con relaciones sin compromiso, al contrario lejos de solucionarse están creando un nuevo problema.

Un Corazón Endurecido: Otra de las situaciones que provocan llegar a esta “amistad con derecho” es cuando una persona ha endurecido tanto su corazón que no quiere permitir que nadie más entre a él. Me refiero a esas personas que creen que todos los que vengan trataran de dañar su corazón, por lo que no da espacio a un noviazgo y prefieren estas relaciones sin compromiso, pues el mismo hecho de ser sin compromiso los lleva a no hacerse ilusiones con nadie. Es triste, pero cierto. Hay personas que prefieren estas relaciones momentáneas para “no ser dañados” en lugar de una seria y con futuro en la que posiblemente “serán dañados” (según ellos).

No hay porque pensar que en tu próxima relación serás dañado de la misma manera que la ultima. ¿Por qué pensar de esa manera?, quizá porque nunca has sabido elegir y porque siempre te dejas llevar por tus emociones momentáneas, sin analizar o reflexionar en lo que vas a hacer.

Creo que si antes de entablar una relación, le pides dirección al Señor, pero sobre todo ESPERAS SU RESPUESTA, no hay porque temer o dudar, pues Dios siempre te guiara a lo más correcto.

No entables relaciones de “Amistad con Derecho” solo porque no quieres que alguien te dañe, pues lo que no te estás dando cuenta, es que esa relación también te terminara dañando, ya que al terminarla te darás cuenta que solo fuiste utilizada o utilizado por la otra persona.

No quiere ninguna clase de compromiso: Por otra parte también existen aquellos descarados y descaradas, que por la simple razón de no querer compromiso con nadie para hacer lo que quieran influyen a otros a entablar estas “Amistades con Derechos”.

Hay quienes al no sentirse capaces de ser serios en una relación o por simple “diversión” o “pasatiempo”, buscan y buscan presas que se dejen atrapar para entablar estas “amistades con derechos”, por lo general comienzan tratándote bien, siendo tus mejores amigos, preocupándose por ti. La mayoría de estos lobos vestidos de oveja buscan presas débiles, personas que acaban de tener un problema emocional o un fracaso sentimental, pues son las presas más fáciles de atrapar.

Estos sinvergüenzas, son detallistas, mejores que cualquiera, te llaman a tu teléfono móvil para saber como estas, quieren que te des cuenta que se preocupan por ti, te dejan mensajes de texto en tu celular con palabras bonitas, te llenan tu Facebook con imágenes de ánimo, y todo parece muy bonito, se pintan hasta de “Muy buenos cristianos”, pero el trasfondo o el objetivo de ellos es obtener tu completa confianza para dar el siguiente paso: Conquistarte sin Compromiso.

Dicen que no están listos para una relación, que también fueron dañados por alguien y que prefieren entablar relaciones sin comprometerse, lastimosamente muchos chicos y sobre todo chicas caen en estas trampas. Las chicas al comparecerse de ellos, terminan cayendo en su juego y cuando se dan cuenta ya hubieron abrazos, besos y estoy seguro que el próximo objetivo de estos lobos son robarte lo más preciado para luego abandonarte y olvidarse complemente de ti.

¡Ojo!, no te dejes engañar por estos lobos, quizá al principio será difícil de detectarlos, porque sus detalles están disfrazados de “buenas intenciones”, pero cuando pasan de esas “buenas intenciones” a querer robarte un beso, un abrazo diferente u otra expresión corporal que no es la de un amigo que te quiere ayudar, entonces es allí en donde detectas realmente cuáles son sus intenciones. Recuerda que todo aquel que quiere una amistad con derecho, no está pensando en ti como futura esposa, al contrario, es como un picaflor, que solo quiere extraer de ti lo más dulce y dejarte para ir a la siguiente flor y hacer lo mismo.

Creo que esas tres razones son de las más comunes por las que se dan las “amistades con derecho”, ahora bien, que dice la Biblia respecto a todo esto:

¿Qué dice la Biblia referente a todo esto?

El Señor nos exhorta: “…y no miréis en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos…” (Números 15:39). Lo que nuestro corazón muchas veces quiere, es totalmente lo contrario a lo que Dios quiere para nosotros. Nuestros ojos muchas veces nos engañaran y por lo tanto deberíamos tenerlos fijos en el Señor, para no ser engañados por el enemigo a través de estas “relaciones”.

Dios a través de la Biblia nos dice: “Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios” Ezequiel 11: 19-20 (Reina Valera Revisada 1960)

Posiblemente tu corazón sea un corazón muy duro por las situaciones que te ha tocado vivir, ya sea por un proceso de Dios en tu vida o por las malas decisiones que en su momento tomaste, pero Dios te dice que renovara tu corazón para que andes conforme a su voluntad y para que guardes de hacer lo que El te envié a hacer.

Dios quiere que guardes tu corazón a pesar de cualquier cosa: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.” (Proverbios 4:23)

La vida mana del corazón y si te dejas minar o engañar por esas falsas “relaciones” poco a poco sin darte cuenta, comenzaras a alejarte del Señor y a derrumbarte en tu vida espiritual. No permitas que momentos de placer te lleven a alejarte de aquel que tiene preparado toda una eternidad para ti.

Recuerda que Dios te ve y sabe lo que haces, por lo tanto mostremos nuestro agradecimiento a El por todo lo que hace y seguirá haciendo en nuestra vida: “El formó el corazón de todos ellos; Atento está a todas sus obras” (Salmos 33:15).

Realmente Dios es bueno, porque a pesar de que muchas veces nuestro corazón se desvía, Dios en su infinito amor y misericordia endereza nuestros pasos: “El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos” (Proverbios 16:9).

¿Qué provecho sacan las Amistades con Derecho?

Realmente NINGUNO, es un simple engaño, la mayoría de personas que practican o hacen vivo este término, son personas que se están engañando a sí mismas, personas que buscan de alguna manera saciar sus necesidades de compañía, personas que creen que de esta forma son felices, cuando la realidad es que no lo son, porque nadie será feliz en una relación de momento y en donde no hay un futuro hermoso. Pueda que te sientas contento en este momento, pero cuando eso deje de ser, te sentirás usado, usada y sobre todo te dirás a ti mismo o a ti misma: ¿Cómo pude caer en esto?

Hoy Dios quiere decirte que esas relaciones lo único que hacen es dañar tu corazón, que su voluntad no es esa, que El te tiene preparada a una persona que va a satisfacer todas tus necesidades emocionales y en un futuro compartirá toda su vida contigo.

No te menosprecies, permitiendo que esas relaciones de “amistad con derecho” se apoderen de tu vida. ¡Valórate!, tú eres un hijo de Dios, tú eres una princesa de Dios, no tienes que andar mendigando amor, ni cariño, porque Dios sabe cuáles son tus necesidades y en su tiempo perfecto te dará lo que necesitas si tan solo te sometes a su voluntad.

Si en este momento estas llevando una relación de “Amistad con Derecho” es hora que comprendas que dicha relación no tiene futuro, aun cuando tu creas que sí; porque las cosas que comienzan mal, por lo general terminan mal, pero aquellas que tienen un buen fundamento, aquellas que se hacen correctamente desde un inicio, son las que llevan mejor futuro.

La voluntad de Dios es que sepas hacer las cosas correctamente y sobre todo que tú objetivo siempre sea agradarlo en todo lo que vas a emprender y a hacerlo a Él, el Centro de tu vida.

No te dejes engañar por el enemigo, que lo único que quiere es dañar tu corazón a tal punto de provocar tu alejamiento del Señor, pero Dios es tan lindo que a pesar de nuestros errores, no busca para perdonarnos y restaurarnos. Hoy Dios quiere restaurar tu vida y que abras los ojos para que te des cuenta cual es su perfecta voluntad para con tu vida.

¡Di NO a las falsas amistades con derecho!

Autor: Enrique Monterroza
Tomado de: Devocional Diario.com
Leer más...

Salmos 119:105 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.

Ayer mientras íbamos de regreso a casa al salir de la oficina, Enrique un buen amigo y yo platicábamos acerca de lo complicado que puede ser el entablar relaciones efectivas al mudarse a otra ciudad, ambos por cuestión de nuestro trabajo actual tuvimos que mudarnos y hemos tenido que enfrentarnos a la idiosincrasia de la cultura local, solo que por algún motivo lo hicimos con enfoques diferentes.

Afortunadamente he sido bendecido con una facilidad natural para hacer amigos, pero mas que una facilidad, es que en la palabra de Dios he encontrado una formula para hacerlo, además de que en ella también he encontrado ejemplos claros y guías de cómo debe de ser una amistad, lo cual me permite tener bien definido que es lo que busco de una amistad, que es lo que tengo que dar en una amistad y me permite hacer una estrategia con acciones especificas para poder entablar esas relaciones.

Recuerdo que hace algunos años cuando me mude a Chihuahua (al norte de México) me reencontré con muchas personas que conocía, obvio que hacia años que no veía, una de ellas fue Nora, ella es hermana de una buena amiga de la escuela, me topaba seguido con ella y su esposo y en ese entonces su esposo era algo seco en su trato conmigo, ya que me conocía poco, mas decidí ser su amigo, sabia en todos los aspectos de mi vida que esa amistad me convenía, así que decidí buscar en la palabra de Dios sobre la amistad y lo primero que hice, fue pedir a Dios gracia para con Cesar,, lo hice con todo mi corazón, para poder aspirar a ser su amigo, hoy en dia gracias a ello, tengo el honor y el privilegio de contar con su amistad y tenerle entre mis amigos cercanos.

La cita de hoy es una confirmación de lo que le platico, no solo de cómo hacer amigos, sino de cualquier cosa que quiera usted emprender, le aseguro que para cada situación en especifico hay o una promesa, una instrucción o un ejemplo de cómo hacer para obtener un beneficio, me emociona ver que nos promete que la palabra de Dios es lámpara a nuestros pies, es decir que puede si lo decidimos así, el mostrarnos paso a paso de que hacer, pero también, pero también es lumbrera en nuestro camino de manera que nos permite alzar la vista y ver el camino, el hacer una estrategia y saber si funcionara o no.

Mi invitación el dia de hoy, es a que tome esta promesa de Dios y le involucre en todos los aspectos de su vida, haga como he podido hacer yo, planee sus amistades, asegure cada paso que dará en la vida y permítase alzar la vista para que Dios por medio de su palabra le muestre que ruta seguir para no equivocarse, ahorrar tiempo y hacer efectivos y evidentes todos los beneficios del Reino de Dios en su vida.

Rene Giesemann
Tomado de: Devocional-Diario.com
Leer más...

Si alguien me hubiera platicado la vida que me esperaba después de aceptar a Cristo cómo mi Salvador, no le hubiera creído. El comienzo de la verdadera vida es cuando descubres tu propósito debajo del sol. Pero para hacerlo, hay que morir. Morir a un viejo ser, morir a nuestra antigua manera de vivir, morir tanto a nosotros mismos que duele.

Mejor que un filme ganador del Oscar se convierte una vida que es dirigida por el Espíritu Santo. Mejor que cualquier obra literaria se convierte el amor de una pareja consagrada al Señor. Mejor que cualquier serie de drama es la manera en que Dios toca a cada uno de nuestros familiares. Mejor que cualquier comedia se convierte cada día caminando al lado del Creador.

Tenemos un Dios sorprendente, él es inmensamente creativo para bendecirnos, pero hace falta morir a nosotros mismos. Una vez que mueres a tus sueños y le entregas al Señor totalmente tu corazón, Dios te sorprende a cada paso que das. Aquella academia a la que tanto alelabas asistir; mas no estaba en los planes del Señor, se quedará corta en comparación con lo que él te dará. Aquella pareja que tanto amabas y te partió el alma dejarle por instrucciones del Señor, será un episodio de risa cando veas con tus propios ojos a aquella que es verdaderamente carne de tu carne y huesos de tus huesos.

Mientras mas mueras a ti mismo, más el Señor te sorprenderá, mientras mas quemes “tu carne” cómo olor fragante para él, más tendrás su favor. El final perfecto de tu vida se siembra día a día, y lo mejor de todo es que no tienes que esperar hasta el final de “tu película” para disfrutarle. Pues todo lo que se te pide es esforzarte y disfrutar de este viaje.

Sin importar que circunstancias estés viviendo, sin importar de dónde hayas sido rescatado, sin importar que tus ojos estén mirando todo lo contrario que el Señor te ha prometido yo te garantizo que algo sorprendente está esperándote a la vuelta de la esquina, solo tienes que seguir creyendo con el corazón.

¿Por qué dudar? , ¿Por qué temer, cuando él siempre lo ha hecho? De una u otra manera Dios siempre lo hace. Él siempre nos ha librado, y día a día nos prolonga su misericordia. Sigue creyendo hermano, sigue aferrado a esa fe que siempre te ha caracterizado; sigue haciendo lo que es correcto a los ojos de tu Dios y él de una u otra manera te sorprenderá, pues:

“La suma de tu palabra es verdad, Y eterno es todo juicio de tu justicia”. Salmos 119.160

Leer más...

Recibí una palabra de parte de Dios increíble que ha tocado mi corazón y quiero compartirla contigo:

La viuda de Sarepta cuando alimentó al profeta Elías, en el primer libro de reyes capitulo diecisiete, recibe una palabra de provisión: que al darle de comer al profeta no cesaría el aceite y la harina, pues ella creyó a lo que Dios había hablado a su vida en ese momento, pero antes de eso ella había declarado una palabra de maldición para su hijo: “y ahora recogía leña para entrar y prepararlo para mi y para mi hijo y luego dejarnos morir”.

Palabras grandes de una madre que ya no tenía otra opción, la bendición no había llegado a su vida y la salida mas practica era darse por vencida, hasta que hubo una intervención divina para la vida de esta mujer y su hijo.

Al llegar la palabra de Dios a través del profeta esta la creyó a tal grado que el aceite y la harina no dejaron de fluir sino hasta que la palabra del profeta dejó de ser creída.

Lo impactante del caso es que la Biblia no narra que la viuda halla declarado una palabra de vida durante la bendición de Jehová (recordemos que había declarado palabras de muerte para ella y para su hijo) y mas adelante del texto narra que el hijo de esta viuda muere.

¿Por qué murió? Porque la viuda no proclamó una palabra de liberación para su hijo y lo mas importante porque ella dejó de hablar el mismo lenguaje que Dios habló a su vida.

Cesó la harina y el aceite porque esta mujer dejó de creerle a Dios las palabras de provisión que había desatado a través de Elías, ella necesitaba que el profeta estuviese ahí para creer y proclamarse en bendición.

Cuántos de nosotros llegamos a nuestras iglesias y el Señor mismo tiene una palabra de bendición para nosotros y la creemos y vemos como Dios obra poco a poco en esa petición que tenemos delante de Él, pero de repente “la harina y el aceite” cesan porque dejamos de hablar el mismo lenguaje con Dios, dejamos de declaran palabras de bendición sobre nuestras vidas y la de nuestras familias, dejamos de creer que Dios lo puede hacer.

Cuántos de nosotros hemos salido de nuestras iglesias con una palabra de Dios que llenó nuestras vidas de fortaleza y ánimo pero a la vuelta de la esquina estamos nuevamente preocupados y desesperados que no encontramos la solución a nuestros problemas.

¿Qué fue lo que pasó? Dejamos de hablar el mismo lenguaje con Dios, dejamos de proclamarnos en victoria sobre esa situación que nosotros no podemos solucionar pero que si confiamos y creemos en Él las cosas pueden cambiar de un momento a otro.

Lo importante es que no nos pase al igual que la viuda, que necesitaba que el profeta estuviera presente para creer y proclamarse en victoria, tu y yo no debemos de hablar el mismo lenguaje de Dios solamente cuando estamos “ungidos” en la iglesia y decir: “hoy me declaro en victoria” y al salir volvemos a dudar de lo que Dios está obrando en tu vida, a eso es a lo que le llamo dejar de hablar el mismo lenguaje de Dios.

De que sirve que el lenguaje de Dios sea de bendición para tu vida, de grandes promesas para ti y que tú solamente lo creas cuando Dios te lo esta diciendo en tu cara pero que al salir de la reunión de la iglesia vuelvas a hablar el lenguaje de pobreza, de deuda, de desanimo, de angustia, de aún peor: no creas que Dios te quiere bendecir y continúes como antes de que Dios te hable.

No esperes que Dios habrá los cielos y te hable audiblemente, que bien puede hacerlo, pero cuando te hablo de que Dios tiene un lenguaje, es porque Él te habla de diferentes formas, principalmente a través de la palabra que le ha puesto a tus pastores y lideres de la iglesia.

Recuerda el lenguaje de Dios es de bendición, dice la Biblia que Él tiene planes de bien y no de mal para ti, solamente debemos de permitir que esos planes puedan ser reales en nuestras vidas y confiar plenamente en ello aunque hoy por hoy no veamos mas que “un poco de harina y una tinaja de aceite”.

Cree solamente, porque al que cree todo le es posible y no dejes de hablar el mismo lenguaje con Dios, un lenguaje de bendición para ti y toda tu familia.

Leer más...

La soberbia es un pecado tan común que por su popularidad pasa mimetizada como parte del paisaje, la soberbia es la que lleva a los hombres a erigirse como su propio dios, su escala de valores y prioridades son tan monotemáticas pues empiezan con un "yo" y terminan con el mismo "yo". "Jalisco nunca pierde", es testarudo al extremo, normalmente le fascina que lo adulen, se distinguen en el grupo pues nadie quiere discutir con él pues tal acción es considerada como una agresión en su contra o una clara pérdida de tiempo, cuando junta tal adorno con ignorancia y autoridad, se transforma en algo mucho más peligroso que un niño manejando una locomotora.

No acepta consejos ni le importa opinión que no sea la propia, si se le lleva la contra cae fácilmente en la violencia. "Por la soberbia sólo viene la contienda, mas con los que reciben consejos está la sabiduría"(Proverbios13:10).

El soberbio cree saberlo todo y tener la razón en todo, recurre a cualquier medio, como la mentira y la manipulación para demostrar su superioridad. Cuando confiesa creer en Dios miente, pues el dios que lo gobierna es su propio ego, su propia visión del mundo, su propia sabiduría, justicia y normativa. "Enmudezcan los labios mentirosos, que arrogantes hablan contra el justo con soberbia y desprecio." (Salmos 31:18)

El antónimo de soberbia es humildad, el humilde calla, el soberbio vocifera y amenaza, el humilde oye consejo, el soberbio en su ceguera corre hacia el precipicio sin titubear, se niega a ver que su final fatal está en el fondo del despeñadero. “Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Más con los humildes está la sabiduría”. (Proverbios 11:2).

Como no acepta consejo que no sea el propio, nadie puede impedir su autodestrucción, lo único que escucha y agrada son los aplausos de los que le adulan, es feliz mientras su sueño dura, generoso con quien le lleva la corriente, no acepta más reglas que las propias. "Los amonestaste para que volvieran a tu ley, pero ellos obraron con soberbia y no escucharon tus mandamientos, sino que pecaron contra tus ordenanzas, las cuales si el hombre las cumple, por ellas vivirá. Y dieron la espalda en rebeldía, endurecieron su cerviz y no escucharon". (Nehemías 9:29). "El hombre que reprendido endurece la cerviz, de repente será quebrantado, y no habrá para él medicina." (Proverbios 29:1).

Los soberbios aprovechan la ignorancia para jactarse de su supuesta brillantez y ser admirados como sabios, pero solo se engañan a sí mismos, la soberbia es uno de los pecados que difícilmente logran el perdón de Dios. "En cuanto al terror que infundías, te ha engañado la soberbia de tu corazón; tú que vives en las hendiduras de las peñas, que ocupas la cumbre del monte. Aunque hagas nido tan alto como el del águila, de allí te haré bajar, declara el Señor." (Jeremías 49:16).

Soberbia: "Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros. Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás".

Escrito para: Diario El Tiempo y Ministerio Vivo Para Cristo
Leer más...